Luego de una abdominoplastia, el médico cirujano le recomendará algunas acciones para los cuidados postoperatorios. Uno de ellos es contar con el drenaje linfático, una técnica que le permite tener una recuperación óptima. Este es uno de los cuidados más imprescindibles que se debe tomar en cuenta, ya que puedes contar con múltiples beneficios del drenaje linfático. Aquí te contamos cuáles son y cómo se realiza esta técnica. 

¿Qué es el drenaje linfático? 

El drenaje linfático es una terapia que consiste en masajear la zona intervenida, en el caso de una abdominoplastia, la zona abdominal. Permite activar el sistema linfático, que logra eliminar toxinas y líquidos para que haya una mejor circulación en la sangre. Estos masajes deben ser suaves, ligeros, por ello, se recomienda ir a especialistas en estos tipos de masajes postoperatorios. 

De hecho, existen muchos beneficios del drenaje linfático cómo aliviar el dolor en la zona intervenida, eliminar posibles hematomas y acelerar el proceso de recuperación. Por ello, es una técnica recomendada para cirugías como abdominoplastia, liposucción, mamoplastia, entre otros. e, así como eliminar posibles hematomas, reducir la fibrosis y acelerar el proceso de recuperación. Es una técnica recomendable para cirugías como la abdominoplastia, la liposucción, la mamoplastia o la blefaroplastia, entre otras.

¿Cuáles son los beneficios del drenaje linfático?

beneficios del drenaje linfático

Muchos pacientes han logrado una recuperación óptima en menos tiempo gracias a esta terapia. Por ejemplo, algunos de los beneficios del drenaje linfático son:

  • Mejorar el aspecto de la piel, en especial en la zona intervenida. 
  • Acelerar la recuperación de tejidos. 
  • Disminuir el dolor e inflamación. 
  • Eliminar toxinas y líquidos. 
  • Eliminar hematomas. 

Sin embargo, es importante saber que el drenaje linfático no brinda resultados inmediatos. Para empezar a ver resultados, es necesario unas 7 sesiones como mínimo. Podrás ir viendo resultados visibles poco a poco. Además, te recomendamos qué consultes la frecuencia de estas sesiones para que puedas tener mayor comodidad en los cuidados postoperatorios. 

¿Hay algún tipo de contraindicaciones?

Esta es una de las preguntas sobre el drenaje linfático que más realizan los pacientes operados de alguna cirugía plástica. Sin embargo, el especialista deberá evaluar si existe algún riesgo durante las sesiones. Por ejemplo, estas pueden ser algunas contraindicaciones:

  • Contraindicaciones relativas: Se analiza el estado del paciente, ya que puede sufrir de enfermedades como reuma, insuficiencia cardiaca o hipertiroidismo. 
  • Contraindicaciones absolutas: En este tipo de drenaje se descarta al paciente para estos tipos de masajes, ya que podría padecer trombosis, patología renal, varices o tumores malignos. 

En Cirugía Estética Uribe, una de las mejores cirugías plásticas en Lima, contamos con el mejor cirujano plástico como el Dr. Uribe. Gracias a sus técnicas quirúrgicas puedes realizar cirugías corporales como abdominoplastia, lipoescultura, mamoplastia y más. Solicita más información o reserva una cita con nosotros. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *