Clínica Uribe

¿Por qué usar fajas después de la abdominoplastia?

Someterse a una cirugía plástica implica cuidados que serán necesarios para una mejor y pronta recuperación. Una de estas recomendaciones es el uso de fajas después de una abdominoplastia, una cirugía plástica corporal que necesita de cuidados ultra especiales para un mejor soporte a los músculos y piel. Así que, te contamos por qué es importante usar esta prenda postoperatoria para este tipo de cirugía. 

¿Por qué se requiere el uso de fajas después de una abdominoplastía?

Las fajas corporales o prendas de compresión están elaboradas con tejidos elásticos, y están diseñadas exclusivamente para ejercer presión en la zona intervenida, sin causar molestias. Por ello, se recomienda que después de una abdominoplastía, el médico cirujano te indique el uso de esta prenda postoperatoria para que se pueda acelerar la curación y recuperación. 

Ventajas del uso de fajas de compresión

Ventajas del uso de fajas de compresión

El principal objetivo de las fajas después de una abdominoplastía u otro tipo de cirugía plástica corporal es brindar soporte adicional para la movilidad del paciente. De esta manera, se puede asegurar una mejor postura correcta, tener una mejor recuperación de tejidos y más. Algunos beneficios de este tipo de prendas son:

Disminuir la aparición de hematomas

El uso de una faja después de una abdominoplastia es un paso importante en el proceso de recuperación y curación después de la cirugía. Una de las principales razones por las que se recomienda el uso de una faja es para ayudar a disminuir la apariencia de hematomas después de la cirugía.

Los hematomas son colecciones de sangre que se acumulan en el área después de la cirugía. Pueden ocurrir debido a lesiones o cortes internos durante la cirugía o debido a la presión en la incisión durante la curación. Los hematomas pueden causar dolor, hinchazón y desfiguración en el área, y pueden retrasar el proceso de curación.

La faja ayuda a prevenir la apariencia de hematomas al mantener la incisión y los tejidos en su lugar mientras se curan después de la cirugía. La faja también ayuda a reducir la presión en la incisión, lo que puede ayudar a prevenir lesiones internas y a disminuir la apariencia de hematomas.

Además, la faja ayuda a controlar la hinchazón después de la cirugía. La hinchazón es una parte normal del proceso de curación después de una abdominoplastia, pero puede retrasar el proceso de curación y contribuir a la apariencia de hematomas. La faja ayuda a controlar la hinchazón al comprimir el área y acelerar la eliminación del líquido acumulado.

Por lo tanto, el uso de una faja después de una abdominoplastia es un paso importante para ayudar a prevenir la apariencia de hematomas y acelerar el proceso de curación y recuperación. Sin embargo, es importante seguir las instrucciones del cirujano plástico sobre el uso adecuado de la faja para obtener los mejores resultados.

Además, es importante tener en cuenta que, aunque la faja es una herramienta valiosa para ayudar a prevenir la apariencia de hematomas, no es una garantía de que no se produzcan. Por lo tanto, es importante estar atento a cualquier signo de hematoma y comunicarse con el cirujano plástico si se presentan complicaciones.



    Reducir la inflamación

    La faja ayuda a reducir la inflamación habitual después del postoperatorio, lo que permite comprimir el espacio intercelular. Esto evita que el agua que está en la linfa o plasma se acumule, lo que genera edemas o hinchazón. Entre otros beneficios podemos encontrar: 

    • Reducción de fibrosis. 
    • Reducción de dolores después de la cirugía. 
    • Mayor control y movilidad. 
    • Moldear el cuerpo. 
    • Disminución de la flacidez de la piel. 
    • Mejorar la postura. 

    Mayor comodidad al paciente

    Otra ventaja más del uso de fajas es que brinda mayor comodidad al paciente, puesto que, al ejercer presión en la zona intervenida, se limita el movimiento y afecta menos la zona. De esta manera, se puede tener mayor libertad de movimiento y así realizar actividades de manera segura. 

    ¿Cuánto tiempo se debe utilizar la faja?

    El tiempo de uso de la faja después de una abdominoplastia varía dependiendo de cada paciente y su proceso de curación individual. En general, se aconseja llevar esta prenda postoperatoria por un mínimo de un mes después de la cirugía, aunque algunos pacientes pueden necesitar usarla durante un período más prolongado.

    Es importante seguir las instrucciones del cirujano plástico con respecto al uso de la faja. Algunos cirujanos pueden recomendar que la faja se utilice en forma continua durante las primeras semanas después de la cirugía, mientras que otros pueden recomendar un uso intermitente.

    Además, es importante tener en cuenta que el uso de la faja no es un sustituto para un régimen adecuado de ejercicio y alimentación. Para obtener los mejores resultados, es importante seguir un estilo de vida saludable y mantener un peso corporal saludable después de la cirugía.

    ¿Estás interesado en realizar la abdominoplastía en Perú? En Clínica Plástica y Estética Dr. Uribe, contamos con los mejores cirujanos plásticos como el Dr. Uribe. Además, contamos con las mejores tecnologías para tu operación. También podrás encontrar más información sobre nuestras cirugías plásticas corporales como liposucción, aumento de glúteos, etc. Contáctanos para más información.